Qué están haciendo humanos! Un reciente estudio demuestra que se están extinguiendo por completo los elefantes en Sudáfrica

Qué están haciendo humanos! Un reciente estudio demuestra que se están extinguiendo por completo los elefantes en Sudáfrica

Un estudio de quince meses sobre los legendarios elefantes del bosque de Knysna en Sudáfrica ha arrojado el sorprendente hallazgo de que solo un elefante está vivo.

“Ha habido un debate desde hace años sobre cuántos elefantes Knysna hay, ya que son difíciles de ver o localizar”, dice Graham Kerley, del Centro para la Ecología de la Conservación de África en la Universidad Nelson Mandela , uno de los investigadores que trabajó en el estudiar.

Las trampas de cámara

Kerley y su equipo se dispusieron a responder la pregunta de una vez por todas al instalar setenta y dos cámaras con sensores de movimiento pasivo en toda el área del territorio del elefante, incluido el Parque Nacional Garden Route y terrenos privados.

El equipo fue meticuloso en la instalación de las cámaras y se aseguró de que no hubiera puntos ciegos en los 185 km donde los elefantes podrían esconderse.

El equipo se sorprendió al descubrir que las cámaras revelaron que solo quedaba un elefante en el bosque de Knysna. El elefante soltero ha sido identificado como una hembra madura de aproximadamente cuarenta y cinco años de edad.

Está marcada de forma muy distintiva y tiene glándulas mamarias pequeñas y arrugadas, lo que sugiere que no ha tenido un ternero en mucho tiempo, si es que lo tiene. “La realidad brutal es que ya no hay una población de elefantes Knysna. Toda la mística del elefante Knysna se reduce a un solo elefante que queda en circunstancias bastante trágicas”, dice Kerley.

Explicó que es particularmente angustiante que el elefante final sea una hembra que no esté adaptada a vivir sola. Típicamente, una elefante hembra pasará su vida en unidades familiares con otras hembras y sus terneros. Según los investigadores, el elefante tiene glándulas temporales inflamadas, lo que sugiere que ella siente un estrés extremo como resultado de verse obligada a vivir sola.

Ahora está claro que la hembra es el único elefante que queda, se ha planteado la pregunta sobre qué hacer con ella. Kerley explica que manejarla es un gran desafío porque es muy tímida y no busca el contacto con seres humanos.

Disminución de la población

En el pasado, elefantes de poblaciones externas fueron introducidos en el bosque de Knysna en un intento por mantener a la población. Sin embargo, estos intentos demostraron ser un fracaso ya que la dieta en el área es bastante pobre y los elefantes introducidos desde otros hábitats sufrieron un estrés extremo.

En septiembre de 1994, un elefante transportado al bosque murió de neumonía relacionada con el estrés, y otros dos elefantes importados abandonaron el bosque y aterrorizaron a la población humana local.

Via: www.disclose.tv

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propios y de terceros para brindarle a usted la mejor experiencia de usuario en su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies