Un Estudio demuestra: El Secreto de la Juventud está en nuestra propia Sangre

Expertos del Instituto de Ciencia de Okinawa (OIST), ubicado en Japón, están descifrando muchos de los secretos sobre el envejecimiento y cómo evitarlo, todo esto mediante la catalogación de la composición de la sangre de los ancianos con muestras de personas más jóvenes.

Según la revista científica Proceedings of Natural Academy of Sciences (PNAS), en los Estados Unidos, se encontraron 14 moléculas cuya presencia varía según la edad de la persona, siete de las cuales son abundantes en la sangre de los jóvenes, pero no en El más antiguo.

Las “moléculas de la juventud”

Están compuestas principalmente de antioxidantes y compuestos esenciales para la salud de nuestros músculos. Esto significa que una dieta basada en estas sustancias puede traer beneficios para los ancianos, como muestran numerosos estudios.

Sería una dieta rica en polifenoles, ya que los antioxidantes están presentes en las uvas, el vino tinto, el té, las frutas y las verduras en general, y esto puede ralentizar el proceso del envejecimiento cerebral.

La dieta mediterránea y la dieta japonesa han sido reconocidas por su gran papel en “antienvejecimiento”, así como también tienen un papel importante en la prevención de la enfermedad de Alzheimer, ya que sus alimentos son ricos en antioxidantes, como el aceite de oliva, frutas, verduras, pescado y cereales.

En la ciudad de Okinawa

Se encuentra la sede de los estudios citados por PNAS, que son la mayor cantidad de personas “centenarias” en el mundo. También es allí donde las enfermedades como el cáncer y la enfermedad de Alzheimer, relacionadas con la edad, tienen una incidencia muy baja. Se cree que todo esto se debe a que tienen una dieta rica en pescado, verduras y antioxidantes.

El profesor Yanagida, quien dirigió el estudio, dijo que “la longevidad es un gran misterio para nosotros” y que “queremos saber cómo las personas mayores pueden vivir una vida larga y feliz”.

Para la investigación, los expertos compararon la sangre de 15 jóvenes, con una edad promedio de entre 15 y 29 años, con personas de edad avanzada de hasta 80 años, para poder medir la concentración de sustancias en estos grupos específicos.
Via: despiertavivimosenunamentira.com

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propios y de terceros para brindarle a usted la mejor experiencia de usuario en su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies